¿Quién Es George Zimmerman?

George Zimmerman, acusado del asesinato del joven Trayvon Martin en un pueblo bastante desconocido: Sanford, Florida, ha provocado un análisis sobre “la raza latina” en Estados Unidos. El tema racial ha protagonizado desde siempre el drama principal de los Estados Unidos. El conflicto entre blancos y negros, sea un conflicto violento o una mera competencia por la fama, los empleos, las parejas sexuales o el dinero, es un asunto irresoluto. Pero ahora hay otro factor –el latino, o el latino mezclado con norteamericano– que rige la narrativa de lo que se conoce como el “racial binary” está cambiando.

Los hechos del caso son bastante conocidos: George Zimmerman estaba patrullando como un guardián ciudadano (“neighborhood watch”) en una comunidad privada en una sección del pueblo de Sanford y encontró a un adolescente de raza negra caminando solo. El joven le pareció “sospechoso”. Llamó a la policía y le dijeron que lo dejara quieto, pero Zimmerman insistió en confrontar a Trayvon, y unos minutos más tarde sacó su revolver y lo mató a tiros. Trayvon no estaba armado y no había razón para esta confrontación pero la policía no presentó cargos contra Zimmerman y el caso se convirtió en el capítulo más reciente del drama nacional norteamericano, 24-7 en la tele, hasta que la semana pasada por fin arrestaron y acusaron a Zimmerman.

Se puede decir que hay una posibilidad de que George Zimmerman no sea racista y que el asunto fue un accidente trágico que ocurrió entre él y Trayvon. Pero examinemos el contexto de este evento. El joven Trayvon no estaba armado, existe una ley llamada “Stand Your Ground,” impulsada por fondos y políticas derechistas que prácticamente hace legal asesinar a alguien si te sientes amenazado, y la prensa derechista se ha ocupado de la defensa de Zimmerman. Hasta que el mismo Zimmerman, unos días antes de su arresto, procuró específicamente al comentarista de Fox News Sean Hannity como confidente, y lanzó un website cubierto con la bandera de Estados Unidos, y una foto de un grafitti racista pintado en un centro africano-americano de la universidad de Ohio State en defensa de George Zimmerman. En la sección titulada “My Race” o “Mi Raza” aparece esta cita de Thomas Paine: “The world is my country, all mankind are my brethren, and to do good is my religion.”

La oposición entre George Zimmerman y Trayvon Martin no es simplemente entre blanco y negro. En los primeros días de la controversia sobre si se debía o no arrestar a Zimmerman, su papá –aparentemente un norteamericano anglosajón– anunció a la prensa que George no era racista, sino que era hispano de madre peruana, y que se crío en una familia “multicultural”. La lógica presentada aquí trata de restarle méritos a evidencia contundente como la grabación de una llamada telefónica en la cual George se queja de que “ellos [refiriéndose a jóvenes negros que visten como Trayvon] siempre se escapan”. Además, la prensa de la derecha trató de encajonar el conflicto como uno entre latinos y negros, eliminando completamente la historia de ataques contra negros de parte de blancos en estados sureños desde los tiempos de esclavitud.

Pero desgraciadamente había muchísima esclavitud en toda Nuestra América, y existe el racismo dentro de la gran familia latina, sea mestiza o mulata, aunque no lo quieran admitir. Ahora en el norte, la invocación de la defensa de que uno no puede ser racista porque tiene orígenes latinos se está convirtiendo en la retórica del estado “posracial” que han inventado los que borran la historia y están ciegos ante la realidad de como sigue el racismo en el presente.

No sabemos hasta que punto George Zimmerman se identifica como peruano, pero se puede decir que Perú es un país muy contradictorio en términos de asuntos raciales. En el 2009, el gobierno emitió una disculpa por siglos de abuso y discriminación contra la población de ascendencia africana, algo poco común entre los países de las Américas. Pero todavía persisten cosas como este programa de televisión, llamado “Negro Mama,” que no tiene vergüenza en presentar caricaturas racistas como estas:

¿Cómo se sentirá George Zimmerman, con su apellido alemán, sobre su identidad peruana-norteaméricana? ¿Parte de un mestizaje o algunas veces aceptado como blanco, o será lo mismo? La socióloga Jennifer Lee en su libro, The Diversity Paradox, implica que los hijos de un matrimonio asiático-blanco o latino-blanco pueden “prender o apagar su identidad étnica cuando quieran,” y que estas identidades son efectivamente simbólicas. Enfrentamos la posibilidad de una especie de patología en la cual se puede abrazar al negro adentro cuando es ventajoso, o matar el negro externo cuando se siente amenazado.

¿Qué podemos esperar del mestizaje que se está formando en los últimos 50 años en Estados Unidos? Parece que se nota un cambio de la oposición histórica entre blanco y negro, que se está convirtiendo en algo más parecido al modelo latinoamericano, la dicotomía sutil entre el mestizo y el negro.

[Published April 20th in 80grados.net]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: